Aniversario

En estas fechas hace diez años que tuve la fortuna de estudiar los dibujos originales de Eduardo Rosales que guarda el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona). Todos ellos transmiten la prodigiosa musicalidad de su línea, El “modellino” del Testamento que aparece en la foto, como otras numerosas ideas previas, esquemas, bocetos parciales, líneas indicativas, etc. dan cuenta de sus excepcionales cualidades de artista y que su gran obra no fue fruto de la improvisación sino del estudio que le llevó a pintar aquella escena recogida y muy bien compuesta, en la que nada sobra ni falta, y que supuso la vuelta de nuestra pintura a lo mejor de su historia artística.

 
 

Luis Rubio Gil

julio 2003

Volver a noticias