Una obra de Rosales en la Museo de la Habana